Mejor tarde que nunca.

Ryan Seacrest la acosa