Smash, Katharine McPhee, Megan Hilty, Debra Messing

Finalmente. ¡Está aquí! El nuevo drama basado en Broadway de NBC, Smash (del productor ejecutivo Steven Spielberg) se estrena esta noche y es (sh, no digan nada) la serie que más nos emociona de toda la oferta de mitad de temporada.

Incluso si no eres fan de los musicales o de Broadway, esta serie te absorberá cual aspiradora Koblenz. ¿La razón número uno? El increíble elenco, y más importante, las intoxicantes protagonistas femeninas del show: Katherine McPhee, Megan Hilty y Debra Messing.

Nos sentamos con las tres femmes-fatales  y aquí están las tres razones por las que vas a caer, duro…

1. Katherine McPhee te sorprenderá. ¡En la mejor manera! Si todavía la piensas como la chica que quedó en segundo lugar detrás de Taylor Hicks en American Idol, vuelve a pensarlo. McPhee (quien protagoniza a la actriz aspirante a conseguir su primer rol en Broadway) prueba en los primeros episodios de Smash que puede defenderse incluso rodeada de talento veterano como el de Anjelica Huston y Debra Messing. ¿Y su voz? ¿Alguna vez has escuchado a un ángel derretir mantequilla sobre sus alas? Se puede argumentar que las cuerdas vocales de Kat compiten, o superan, con las de cualquier persona que haya cantado jamás en televisión.

Entonces, ¿cómo es que Katherine nunca apareció en la otra serie musical que pavimentó el terreno para esta? “Nunca recibí una llamada para Glee,” admite McPhee. “En ese momento no estaba buscando trabajar en televisión… pero cuando salió, dije, ‘Oh, hombre, ¡me hubiera gustado saber sobre eso!’ porque amo el show.”

Y Messing sostiene que McPhee se merece tomar papel como una de los jugadores estrella de la serie de televisión. “Veo American Idol, así que voté por ella… Ha sido maravilloso conocerla y saber lo linda que es como actriz… Está entrando al mundo de la televisión y está floreciendo.”

2. Megan Hilty nació para este rol. Como la fiera competencia por el rol de Marilyn Monroe (en el nuevo musical de Broadway que está desarrollando el personaje de Debra Messing), el personaje de Hilty, Ivy, es la Marilyn perfecta.  Y Hilty (mejor conocida como Glina en Wicked) es perfecta para Ivy. “Cuando vi el libreto por primera vez dije, ‘¿En serio? ¡¿Acaso alguien fue y preguntó por qué he estado rezando toda mi vida?!” Hilty llena el molde de Marilyn de manera impecable, parece que es la preferida para ganar el papael principal en el show-dentro-del-show, pero el talento sin refinar de McPhee te dejarán (y a los productores) divido.

“Estas son dos personas que nunca se han conocido antes y que ahora son la competencia feroz de la otra, y que no podrían ser más diferentes,” explica Hilty. “Va a mantener a la gente realmente interesada en las dinámicas de los altos y los bajos por los que pasamos juntas.”

“Realmente no me parezco a Marilyn Monroe,” admite McPhee. “Y creo que Megan, cuando pones las dos fotos juntas, es increíble. Realmente se parece a Marilyn. Pero cuando te pones la peluca rubia y el pequeño lunar, se parece a ella siempre y cuando consigas la esencia de Marilyn… así es como he estado pensando en ello en términos del personaje.”

3. Debra Messing está de vuelta y mejor que nunca. Claro, siempre la adoramos en Will & Grace (duh) y su actuación que le ganó premios en The Starter Wife fue buena y divertida. Pero el nuevo personaje de Messing en Smash, Julia, tiene más capas de lo que habíamos visto antes con ella en televisión, y Messing logra cada escena con tanta facilidad… quizás porque está tan apasionada acerca de este rol.

“El mundo de Broadway y el teatro musical, fue mi primer amor” Messing me reveló. “Es lo que siempre quise hacer cuando era pequeña. Quería ser Funny Girl. Quería ser bailarina profesional y cantar. Mi camino me llevó a un lugar diferente, resultó bien, pero volvió, ¡y aquí está este sueño vuelto realidad!”

Naturalmente, las comparaciones con Glee han estado presentes desde que se anunció que NBC haría una serie musical, pero Hilty señala que es una serie muy diferente: “Esta es una novela glamorosa… Es más adulta y más oscura… Es sobre Broadway en lugar de la preparatoria.”

Y Messing lo compara con un show de TV completamente diferente: “De hecho me recuerda un poco a The West Wing. The West Wing era mi show favorito y no sabía nada sobre política, no me interesaba la política y aun así amaba el show y sentía que estaba como viendo por la cortina de un mundo muy extraño.”

Fuente: E! Online